Animales Terrestres

Hace unos 383 millones de años, el primer animal complejo saldría de los extensos cuerpos de agua, que cubrían nuestro planeta, para convertirse en el primer animal terrestre; El Tiktaalik roseae. En los siguientes millones de años, la tierra seria poblada por espectaculares y colosales animales terrestre. A continuación, te contaremos todo sobre los animales terrestres, sus características, clasificación y mucho más.

Definición

Se puede definir como animales terrestres a todos aquellos animales que pasan la mayor parte de sus vidas en hábitats terrestres, específicamente en la superficie terrestre. De esta manera, pueden existir múltiples especies de animales terrestres clasificados en distintos grupos. Por ejemplo: Los rupícolas como la cabra “montés”, un animal terrestre que habita principalmente en zonas rocosas.

Características

Los animales terrestres a diferencia de los animales aéreos han evolucionado desde hace más de 380 millones de años para adaptarse a las condiciones de la superficie terrestre. Por tal motivo, este proceso evolutivo le ha dotado de ciertas características.

A continuación, te contamos cuales son las características de los animales terrestres.

Respiración

Los animales terrestres sacrificaron, hace millones de años, su capacidad de poder respirar bajo el agua —mejor conocida como respiración branquial— a cambio de poder poblar los antiguos proto-continentes de granito. La respiración branquial seria sustituida por un nuevo sistema respiratorio que se sustentaría en los pulmones, tráquea, nariz, entre otros., además, de la obtención de oxígeno a través del mismo.

Cabe destacar que, algunos animales terrestres poseen otros sistemas de respiración distintos del pulmonar. Las anfibios, por ejemplo, respiran mediante un proceso denominado respiración cutánea. Por su parte, los insectos respiran mediante la respiración traqueal sustentada en una estructura, propia de su especie, llamada estigma.

Sistema óseo sólido y pesado

Los animales terrestres a diferencia de los animales acuáticos poseen un sistema óseo sólido y, considerablemente, pesado. El sistema óseo de los animales terrestres es el responsable junto al sistema muscular de su capacidad de desplazamiento, de lo contrario colapsarían por su peso. Sin embargo, existen algunos animales terrestres que prescinden de un sistema óseo. Por ejemplo: Las Lombrices y los caracoles.

Sentidos especializados

Los animales terrestres han evolucionado durante millones de años para adaptar todos sus sentidos en favor de su subsistencia en hábitats terrestres. Cabe destacar que, la hostilidad de los ecosistemas ha estado presente desde el inicio de la vida en el planeta. En consecuencia, los animales terrestres han desarrollado sentidos que le permiten cazar, huir o repeler ataques de otros animales de esta especie —obviamente, en hábitats terrestres.

Hábitats terrestres

Esta es, precisamente, la característica principal de los animales terrestres. Todos aquellos animales que pasen la mayor parte de su vida en hábitats terrestres son considerados animales de tipo terrestre.

Animales Salvajes Terrestres

Clasificación

Actualmente, existen millones de animales que se pueden identificar como animales terrestres. Es por ello que, para lograr una mejor comprensión y ubicación de todos estos es imprescindible clasificarlos según su reproducción, dieta, fisionomía, desplazamiento y estructura ósea. A continuación, te explicaremos en que consiste cada una de estas clasificaciones.

Según su reproducción

Se puede clasificar a los animales terrestres según el método que utilicen para la fecundación del embrión y posterior nacimiento. De esta manera, podremos encontrar animales terrestres de tipo vivíparo, ovíparo y ovovivíparo.

Vivíparo

Los animales terrestres de tipo vivíparo son todos aquellos que alcanzan su máximo desarrollo como embriones dentro del útero de su madre. Todos los animales mamíferos pertenecen a esta clasificación.

Ovíparo

Los animales terrestres de tipo ovíparo constituyen todos aquellos animales en donde el embrión alcanza su máximo desarrollo dentro de un huevo, el cual se encuentra fuero del cuerpo de su madre. Por ejemplo: Las tortugas terrestres y cocodrilos.

Ovovivíparos

Los animales terrestres de tipo ovovivíparos son similares en gran medida a los vivíparos debido a que el embrión también se desarrolla adentro del cuerpo de la madre. Sin embargo, dichos embriones se encuentran dentro de huevos, los cuales eclosionan dentro de la madre para posteriormente abandonar su cuerpo. Por ejemplo: el Tiburón blanco

Según su dieta

Se puede clasificar a los animales terrestres según el régimen alimenticio que estos posean. De esta manera podremos encontrar animales terrestres de tipo herbívoro, carnívoro y omnívoro.

Herbívoros

Los animales herbívoros son todos aquellos animales que poseen una dieta basada, única y exclusivamente, en plantas. Por ejemplo: Las vacas y caballos.

Carnívoros

Todos los animales que posean una dieta basada, principalmente, en la carne de otros animales, se conocen como animales carnívoros. Por ejemplo: Los Leones y Tigres.

Omnívoros

Los omnívoros son animales que no poseen una dieta basada, exclusivamente, en plantas o carnes, sino más bien en una mezcla de estos. Por ejemplo: Los cerdos y los perros.

Según su fisionomía

Los animales terrestres se pueden clasificar según su fisionomía. Sin embargo, esta clasificación es mucho más compleja que las otros existentes, pues existen nueve tipos de clasificaciones según la fisionomía de los animales.

  • Nematodos: gusanos de tipo parasitario cuyo aspecto es similar al de una lombriz.
  • Platelmintos: gusanos planos.
  • Anélidos: animales de cuerpo cilíndrico con pliegues o anillos y transversales.
  • Nemertinos: gusanos acelomados no segmentados.
  • Artrópodos: animales invertebrados cuyo sistema óseo se encuentra en la parte externa de su cuerpo, dándole una apariencia similar a un exoesqueleto
  • Tardígrados: animales microscópicos.
  • Moluscos: animales que poseen un caparazón como método de protección a su cuerpo blando
  • Cordados: animales que presentan un cerebro y una espina neuronal en posición dorsal.
  • Rotíferos: animales pseudocelomados microscópicos, cuyo tamaño oscila entre 0,1 y 0,5 mm.

Según su desplazamiento

Los animales terrestres también se pueden clasificar según la forma que utilicen para desplazarse. De esta manera, podemos encontrar animales terrestres bípedos, cuadrúpedos y reptadores.

Bípedos

Los animales bípedos constituyen aquellos que utilizan sus dos patas principales para desplazarse. Por ejemplo: las gallinas y el pingüino.

Cuadrúpedos

Los cuadrúpedos son animales que utilizan sus cuatro extremidades, al mismo tiempo, para desplazarse. Por ejemplo: el perro y el elefante.

Reptadores

Los animales reptadores, constituidos en su mayoría por reptiles, son aquellos que se desplazan arrastrándose por la superficie gracias al movimiento de sus músculos.

Según su sistema óseo

Los animales terrestres se pueden clasificar de las siguientes formas según su sistema óseo: vertebrados o invertebrados.

Vertebrados

Los animales vertebrados son aquellos que poseen una estructura ósea formada por cráneo, columna vertebral, articulaciones y otro tipo de huesos.

Invertebrados

Un error muy frecuente es creer que los animales terrestres invertebrados no poseen esqueleto alguno, para nada es así. Los animales invertebrados si poseen esqueletos (le utilizan como armadura), sin embargo, carecen de vertebras.

Biomas de los animales terrestres

Debido a la inmensidad de nuestro planeta y la enorme cantidad de animales terrestres en ella, estos han evolucionado para adaptarse en distintos tipos de biomas.

Desierto

Desierto

En hábitats como los desiertos, contrario a lo que parece, se pueden encontrar una gran variedad de animales terrestres, los cuales han evolucionado para sobrevivir a las duras condiciones climáticas que allí existen. Los animales terrestres más comunes en los desiertos son: los camellos, el alacrán, el escorpión de Corteza de Arizona y la serpiente de cascabel.

Selva

Selva

Las selvas constituyen uno de los ecosistemas más ricos que existen; y, por lo tanto, su biodiversidad es bastante amplia. Este tipo de biomas suele estar repleto de insectos, serpientes, chimpancés y osos hormigueros. Cabe destacar que biomas de este tipo se puede encontrar en casi todos los continentes del planeta, a excepción de las zonas polares.

Bosque mediterráneo

Bosque mediterraneo

Este bosque es un bioma típico de lugares con clima mediterráneo, el cual se caracteriza por inviernos templados, veranos secos, otoños cálidos y primaveras bastante lluviosas. Se pueden encontrar bosques mediterráneos en la cuenca endorreica, el chaparral californiano, el matorral chileno, el fynbos sudafricano y el mallee de Australia. Águilas, linces y zorros pueden encontrarse en este tipo de biomas.

Pradera

Padrera

Las praderas son biomas caracterizados, principalmente, por sus inmensas llanuras repletas de hierba y pasto. En los cinco continentes principales este tipo de biomas existe y, por lo general, están repletos de animales como zorros, comadrejas, lagartijas, armadillos y roedores.

Bosque Caducifolio

bosque caducifolio

Este tipo de biomas es bastante versátil y goza de gran biodiversidad, pues se adapta, perfectamente, a las cuatro estaciones —primavera, otoño, invierno y verano—. La mayoría de animales terrestres que habitan este bioma han evolucionado para adaptarse, junto al bosque caducifolio, a los cambios climáticos producidos por las estaciones. Los osos, conejos, zorros y ardillas suelen habitar, en su mayoría, este bioma.

Taiga

Taiga

Este bioma se encuentra constituido principalmente por inmensos bosques que se encuentran próximos a zonas del planeta bastante frías (Alaska, Siberia, Canadá, etc.). Debido a esto, los animales que habitan en las taigas poseen cualidades únicas para sobrevivir a la hostilidad de las bajas temperaturas. Por ejemplo: osos, renos, alces y lobos.

Tundra

Tundra

La tundra es un tipo de bioma caracterizado por poseer inmensas extensiones de territorios con poco crecimiento de vegetación. Usualmente, las tundras se pueden encontrar en la zona norte del planeta; la liebre ártica y el oso gris habitan en dicho bioma.

Zonas Polares

Zona Polar

El polo norte y el polo sur constituyen a los biomas denominados como zonas polares. Las condiciones climatológicas en ambos polos son extremadamente hostiles, pues las temperaturas alcanzan hasta los -46°C en el polo norte y -64°C en el polo sur. Solo unos pocos animales semi-terrestres como los osos polares, focas anilladas, elefantes marinos y pingüinos pueden sobrevivir a estos biomas.